La Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaróa ocupa un vasto territorio al sur del Salar de Uyuni, en un desierto de altura rodeado de volcanes y lagos de alto contenido mineral. Las condiciones de hospedaje y transporte deben ser tomadas en cuenta, pero la recompensa son algunos de los paisajes más hermosos de Sudamérica.

Lagunas de Sud Lipez

laguna Hedionda

 

La cadena volcánica que se extiende por cientos de kilómetros al extremo suroccidental del país, contiene una gran cantidad de lagunas a más de 4000 metros de altura, con los más diversos colores y tonalidades. Entre las que destacan además de Laguna Verde y Laguna Colorada están Laguna Blanca, Laguna Hedionda, Laguna Honda y Laguna Cañapa.

Laguna Colorada

Laguna Colorada

La más impresionante de todas por su color y tamaño, Laguna Colorada es el lugar donde además se concentran las variedades de flamencos andinos en gran cantidad. Debe su color a un alga microscópica, y ocupa 60 kilómetros cuadrados pese a que su profundidad promedio es de apenas 40 centímetros. La intensidad del color rojo varía según la hora del día, la estación del año y las corrientes de agua que la alimentan desde vertientes subterráneas

Laguna Verde

Laguna verde

El alto contenido de mineral de magnesio le da el color característico a esta laguna a los pies del Volcán Licancabur. Está unida a través de un estrecho, con la Laguna Blanca, de mayor tamaño y coloración claramente distinta. A diferencia de Laguna Colorada, no es habitat para ningún tipo de flamencos.

Desierto de Siloli

Arbol de piedra

En este desierto de altura los procesos eólicos han jugado un papel importante en la formación del paisaje, con enormes piedras que han adoptado curiosas formas debido al impacto constante del viento. Las tonalidades intensas de colores naranjas, amarillos, verdes, se deben a la presencia de depósitos minerales de azufre, plomo, bismuto, calico, tungsteno, entre otros.

Sol de Mañana

Volcan Sol de mañana en Bolivia

La actividad volcánica de la Cordillera Occidental se puede sentir al visitar las fumarolas conocidas como Sol de Mañana, que emite vapores constantemente. Es curioso cómo llegan a este lugar, para buscar calor, algunos flamencos de las lagunas cercanas, y algunos de ellos quedan atrapados en el barrio caliente.

Flamencos

flamencos

Estas aves especializadas en comer en aguas salobres, filtrando a través de  sus picos los microorganismos,  aprovechan la época más caliente a finales del año, para anidar en lagunas y salares. Es cuando es posible verlas por cientos o miles especialmente en Laguna Colorada que es el sitio de nidificación más importante y el único en el mundo donde habitan las tres especies de flamencos, el Andino, el Chileno, y el más raro y escaso de todos, el flamenco de James.