Uno de los motivos por los que Bolivia es tan atractiva para quienes disfrutan de la arqueología es que es de los pocos  lugares donde aún se puede hacer nuevos descubrimientos, y también donde muchas ruinas de importancia se encuentran en su estado original, con pocas intervenciones y en algunos casos sin turismo alguno, lo que les da un aire enigmático y auténtico.

1TIWANAKU

Desde sus orígenes hace 3500 años hasta su misteriosa desaparición en el cuarto siglo de nuestra era, Tiwanaku tiene muchas historias que quedaron inconclusas.

El complejo arqueológico incluye templos, pirámides y rocas perfectamente cortadas de dimensiones monumentales. La mayor parte de las ruinas aún se encuentran bajo tierra. Muchos siglos antes de que los Incas construyeran sus impresionantes templos, los tiwanakotas ya habían desarrollado el conocimiento para levantar obras de magnitud en el frío altiplano boliviano.

Tiwanaku se en encuentra a 1 ½  hrs  de la ciudad de La Paz. La visita toma de 1 a 3 horas y hay un museo arqueológico que bien vale la visita para ver especialmente el famoso Monolito Benett.

2 INCALLAJTA

Los Incas dejaron su huella en esta fortaleza que es el testimonio de las continuas interacciones y conflictos con los pueblos del llano.. Incallajta es el sitio Inca más importante en territorio Boliviano. Emplazado en un un lugar estratégico, fue construido en el siglo xv, y después de ser abandonado permaneció así por varios siglos cubierto por la vegetación de los valles interandinos.

Incallajta está a 2 horas y media de Cochabamba. No existe transporte  público hasta el sitio mismo por lo que es conveniente ir en movilidad propia, de alquiler o a través de una agencia de viajes, combinando un paseo por Sehuencas o los valles de Pocona.

3 FORTALEZA DE SAMAIPATA

Considerado el mayor trabajo arquitectónico de arte rupestre del Mundo, este sitio Patrimonio de la Humanidad fue utilizado  utilizado como centro ceremonial y asentamiento de los pueblos Chanes, Incas y posteriormente conquistadores Españoles. El clima agradable y su ubicación cerca de otros atractivos como el Parque Amboró y Serranía Volcanes lo convierten en un lugar estratégico para pasar unos días en la zona disfrutando todos los atractivos que tiene para ofrecer.

Existe Buena infraestructura turística de hospedaje, alimentación y tours organizados al Parque Amboró desde el pueblo de Samaipata, a 2 ½  de Santa Cruz

4SACAMBAYA

Uno de los más misteriosos lugares de Bolivia, por sus historias de tesoros, su estado  casi inalterado, con la vegetación aún invadiendo las ruinas y la absoluta soledad en que se encuentra, las ruinas de Sacambaya son un verdadero tesoro escondido y desconocido para la mayoría de los viajeros. Fue construida por los Incas, posiblemente como una fortaleza.

Su acceso no es fácil y el lugar es bastante remoto, a 6 horas de viaje por caminos de tierra. Y luego una caminata de un par de horas.

5 ALCAYA

Otras ruinas casi desconocidas, pero de una belleza única, y un estado de conservación admirable. Las pequeñas viviendas circulares son muy especiales ya que solo tienen un hueco pequeño por donde entraban sus moradores,  una especie de ventana que despues tapaban con una roca, y de esa manera conservaban el calor adentro, en una zona azotada por el intenso frío. Tiene terrazas de cultivo, vistas panorámicas, y chullpares (espacios donde guardaban a sus muertos con vasijas, tejidos, etc)

Alcaya está ubicada en un inóspito lugar entre los dos grandes salares de Uyuni y Coipasa. Los guías y guardians del lugar son los mismos comunarios que viven en la zona y que han construido un museo interesante y un acogedor albergue para quienes quieren pasar la noche ahí.